miércoles, 15 de diciembre de 2010

El todo y la nada

En un ataque de masoquismo intenté leer la editorial de Joaquín Morales Solá. En el segundo párrafo me encontré con la siguiente afirmación:

"... grupos violentos de personas que nada tienen para perder..."

Nada que perder?
Hay gente que no tiene nada que perder?

Suele escucharse esa frase muchas veces, generalmente haciendo referencia a jugarse TODO por algo. Hasta la vida. Hay vidas valiosas y otras que tienen escaso valor.

Parece que arriesgar TODO es leido como no tener NADA.
El TODO de algunos, generalmente de los pobres, los marginados, los excluidos se pone en juego, se arriesga por algo. Es una negociación. Se ofrece algo para conseguir otra cosa.
Ahora, que posibilidad de ofrecer algo tiene una persona si la ponemos en el lugar de la NADA, la NADA por perder. Su ser, su historia, su vida, sus valores, su dignidad, su ideología es NADA.
Cuando NADA se tiene para perder, la pérdida ya es un TODO.

Haciendo juego de palabras parezco el rabino Bergman. Pido pisculpas por eso, son los efectos no deseados de leer a Joaco.

2 comentarios:

Jorge Devincenzi dijo...

El "no tienen nada que perder" es una imagen mental a la que también han recurrido Marx, Bakunin, etc.

Que lecturas sospechosas, Morales Solá! Lo vamos a agregar al prontuario, dijo el comisario.
Por favor, señor, es sólo para desorientar un poco más a la negrada peronista, respondió el investigado y agachó la cabeza en señal de sumisión.

Unfor dijo...

Hasta el bueno de Bakunin! ja... el anarquismo socialista.
Nos pide que no tengamos Estado! No tengamos NADA, así ellos siguen teniendo TODO. Desde ahí, vayamos a la lucha líricamente. Así se escriben editoriales como las de Morales Solá, haciendo notar donde está el TODO y donde la NADA, en su codicia demoledora.

Muy buen post, Evelyn.