domingo, 17 de julio de 2011

Fútbol y política


Ayer, para Santa Fe fué un día especial. Por la mañana se realizó el debate entre los candidatos a gobernador de la provincia. Por la noche jugó en el estadio del Club Colón, la selección Argentina de fútbol.
Después de perder el equipo de Batista, todos salimos a hacer críticas, todos nos transformamos en directores técnicos y cuestionamos desde los jugadores hasta si Messi canta o no el himno.
Todos cuestionamos, pero a ninguno de nosotros se nos ocurrió ir a la AFA y pedir ser el DT de la Selección.
Eso es lo que está haciendo Del Sel con su postulación. Su único argumento para ocupar ese cargo son sus buenas intenciones y su inexperiencia, lo cuál le posibilita no tener críticas.
Yo tampoco tengo experiencia dirigiendo un equipo de fútbol por lo tanto, nadie me ha criticado, pero lo que me sobran son las ideas.
En una entrevista radial dijo:
"Me conozco toda la provincia por las giras con Midachi, no tengo miedo de gestionar. Con objetivos buenos y claros como para no cometer errores grosos, y si se cometen se corregirán"
En mi defensa debo decir que soy socia de Colón desde mi nacimiento y he acompañado a mi equipo en cuanta cancha ha jugado. A los partidos de la Selección los veo por televisión y pongo tanto fanatismo como el Tano Pasman.
En algo aventajo a Miguel. Tengo cursada y aprobada la materia "Historia y Aspecto del Juego" de la carrera de DT que se dicta en Santa Fe.
Porque según Miguel:
“No hay cursos para intendente ni para gobernador, se va aprendiendo en el camino”.

Yo creo que no, y Agustín Rossi lo explica muy bien haciendo en recuento de su trayectoria y experiencia:


Del Sel tiene tantos conocimientos para ser gobernador, como yo para ser DT de la Selección. 
Así que, con esta lógica y si nadie se opone, lo voy llamando a Grondona.